Frases de La 25

La 25 es una banda oriunda de Quilmes, dando comienzo a su historia en el año 1996 cuando sus integrantes fanáticos de The Rolling Stones empezaron a marcar un antes y un después en el rock nacional, desde ese momento y hasta la actualidad no paran de crecer en popularidad, convocando espectadores de todos los barrios, atrapándolos con sus grandes frases.

Mauricio “Junior” Lescano voz y guitarrista de esta banda de amigos logro mantener su estilo a través de los años, con algunos cambios, creciendo y siempre haciendo el rock barrial que los caracteriza.

Las mejores frases de La 25

Cruz de sal ante mi Dios, pidiendo para no seguir, chipiado en esta, sin razón. Dame un mundo para dos, alejarme mas de vos, será para curarme.

Voy a seguir un cielo azul, y el refresco de sus montañas, y revivir mi primer gira, en la verdad de mi guitarra. Un río abajo, que bendigan a las tierras de trabajo, y resistir, el rock and roll, como una forma de legado.

Cuando vivas este infierno, pensarás en volver, ese día que le dijo la vida: rodar o morir. ¿Para qué me has traído hasta aquí?, en un mundo de excesos, fronteras y rezos, no cabemos dos

Solo voy, solo hoy me siento, colgado del estribo siempre voy, cortando calles sin saber quien cruzará, y dejarme donde quiera llegar

Ese río, sé que llegará, hacia un valle donde descansar, almas perdidas de tanto galopar, hacia la libertad

Nena, dame todo, quiero, dale, si es a mi manera es mejor, soy buen estratega, haz lo que yo quiera, te llevo por mi olfato de ratón

Que tengas una buena vida, voy a llorarte hasta morir, si me parece haber estado ayer, o fueron mil canciones, y una mas, cuando mi sombra este en la luz

Mi abuela, en chancletas, lo baila hasta morir, cerrando bien los ojos, mejor lo vas a sentir. Música de rock and roll

Él es un chico común, como solía haber en cualquier barrio de hoy, ella es la chica bien que vagaba sola, en aquella viejas estación

Ladro cuando libre soy, y muerdo lo mejor de mí, de la sombra salgo y vuelvo a respirar, somos la locura que va ganándole a la razón

Cómo confiar en ti, si rentas tu chaqueta, te burlaste de todos y ahora sé. Para que vivas muy bien. Sucio sheriff sos tan vulnerable.

Nena loca, ahora me dice que te vas, nena loca, nunca paras de gritar. Si vos te vas quién pagara la renta, el gas, la luz y el alquiler de ese rufián y el almacén.

Matador de todos estos años, no sé muy bien cómo terminaré. Este día, que no será un día más, y no tener el cielo en las manos.

Mientras, esperándote estoy, vestido para la ocasión. ¿Qué estaba haciendo la ciudad? ¿Cuándo mi suerte cambió?

Con 24 horas hoy vivo un día, con 25 viviré toda la vida. Cuando la noche cae el diablo de hace esquina está esperando, que nos vengan a buscar.

Y a pensar de los consejos nos volvimos a caer, nos dejamos llevar por el rock en las venas, y escondido en la noche y aturdido de escuchar, esa voz que me dirá que mejor no podes estar

La noche te dejó en la boca una bolsa de sal, es media noche ya y nada que tomar. Tu sangre esta tan fría y no te levantás, enchufa el transitor del viejo valvular

Mi esquina ha sido una gran escuela, ¡ahora es sólo perdición!, no hay lunas plateando barrios, no hay finales bajo un farol. Marginados

Llévame hacia un responso manso, llevaré flores de mi barrio, y sin saber, fue pasando la vida, y si perdés llegando a la salida. Vamos, toca un viejo rock amigo, y calma este dolor

De vuelta me espera un amigo, es de esos que la noche dejó, silbando, arrebato al olvido, no sé a qué has venido si yo ya no estoy

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *