Frases de Los Piojos

Los piojos nacen en Palomar en 1988 como una banda que mezclaba el Rock Nacional con el candombe, cosa que por ese entonces era novedad; fue una de las mas populares por su gran convocatoria y ventas de álbumes.

Andrés Ciro Martínez cantante y líder de la banda desde sus comienzos hasta el anuncio de “un párate por tiempo indeterminado” en el 2009.

Marcaron un antes y después en la música del Rock Nacional dejándonos solidas canciones y grandes letras.

Mejores frases de Los Piojos

Quizá no sea el vino, quizá no sea el postre, quizá no sea nada, pero hay tanta belleza tirada en la mesa desnuda, toda rebalsada.

Dame un poquito de tu amor para el corazón. Dame un poquito por favor, que no viene mal. Un farolito de ilusión, para el corazón. Déjame que te vea cerquita, cerquita por hoy, que no viene mal

Y ves, que esa tristeza no puede ser, que algo mejor tiene que haber, algo por donde salir a andar. Dale, Dolores no llores, dale, Dolores no llores, dale, Dolores no llores, no. -Todo pasa

Fasolita querido a ver cuando venís por acá. Fasolita querido que te quiero ver te quiero contar, lo mal que se vive, lo bien que se está.

Al atardecer, cruza la ciudad, al atardecer, las calles de tierra van quedando atrás, al atardecer hoy como estará, cuánto sacaré, comisario sucio, ni lo quiero ver, al atardecer.

A veces si, a veces te pasa, sobre todo cuando dejas tu casa y ves, solo estoy sin dirección, como un taxi boy voy.

Ando ganas de encontrarte, de una buena vez por todas, el invierno largo se fue, y ya cambiaron las modas

Muy despacito, sobre el abismo, volaré… Jardines de calma feroz, un sol de infinita paciencia, los locos cantan la canción y aplauden

Vida, la vida, la vida, la vida embrutecida, canalla, torcida. Avanza enloquecida, y no hay quien la pare. Avanza convencida, sobre la gran ciudad

Agua, cayendo del cielo, agua, con furia y sin freno, lava todos mis recuerdos. Dame en tus hojas la bendición

Y en esta danza soy rey sin corona, y en esta danza que bailo en un ring, yo voy saltando sin par, voy a quedar, voy a quedar como Alí

Quiero que te duermas como un sol, que se acuesta en un campo de trigo. Tengo aquí en mi pecho un corazón, igualito al hueco de tu ombligo

¿Que voy a hacer con tanto cielo para mi? Voy a volar, yo soy un bicho de ciudad. Bajo un árbol me refugio del calor, en el silencio escucho el río

Noches de amor, suburbio y luna, sombras en sombras no se dejan ver. Lejos del dueño, de tus ojos, lejos yo, no me explico porqué estás con él.

Y si viene un río gris que separe al mundo en dos , quisiera quedar del mismo lado nena, que vos

Cuando se caigan a pedazos las paredes de esta gran ciudad, cuando no queden en el aire más cenizas de lo que será, que será

Hoy vine hasta aquí, dejando atrás el sabor a ciudad, y la amargura que intento cambiar no sea mi alimento

Como vas girando voy, dónde vas a parar hoy. Tengo ya hasta la mitad, toda bien cubierta ves, sobre mi calle estás, y yo ya te coroné

Mirame bien, dijo al partir, no te sorprenda volverme a ver. Mirame bien, puedo morir, y una y mil veces renacer. ¡Ah, ah, Morella, desde el fin volverás!

Que iluso que fui, y cómo olvidarme, hoy tengo tus penas y un tango tan gris. Hoy, sólo queda un recuerdo, en mi corazón lerdo y en este tango gris.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *